"¡No sé cómo lidiar con el mal comportamiento de mi hijo! ¿Qué puedo hacer?".

Puede que, como madre, te hayas tenido que enfrentar a este problema muchas veces y todavía no sepas cómo tratar con él. Sin embargo, Dios enseña en Su Palabra que ese mal comportamiento se encuentra plantado en el corazón de tu hijo y que necesita ser desarraigado de allí. Este libro, entonces, te lleva a que le hagas las preguntas precisas a tu hijo para que él identifique su mal comportamiento y que, consciente de ello, puedas ayudarle a remplazarlo por uno acorde a la voluntad de Dios enseñada en Su Palabra.

Sin duda alguna, este libro es una herramienta maravillosa para la crianza centrada en el evangelio.