Walt Disney siempre le encantaba entretener a la gente. A menudo se metía en problemas.. Una vez pintó cuadros con alquitrán en el lado de la casa blanca de su familia. Su familia era pobre,  y el tiempo más feliz de su infancia transcurrió en una granja en Missouri. Su afecto por la vida pueblerina se refleja en los Calles Principales de Disneyland. Con ilustraciones en blanco y negro, esta biografía revela el hombre detrás de la magia.

Este libro no tiene autorización, licencia o aprobación de la Walt Disney Company o de cualquier afiliado.